Sanatorio San Carlos
 
 
   
 
Guardia Pediátrica | Una necesidad Imprescindible

La guardia pediátrica del Sanatorio San Carlos funciona hace ya más de un año y medio y la demanda
es cada vez mayor. En los meses de junio y julio, se llegó a atender a más de 90 niños por día.

A comienzos del año 2008 y ante la creciente demanda por parte de la comunidad de contar con una guardia pediátrica exclusiva, dentro del ámbito privado, es que el directorio del Sanatorio San Carlos nos encomienda la elaboración de un proyecto para lograr ese objetivo.
A tal fin se fueron incorporando pediatras, todos con residencia y algunos con post residencia, para al día de hoy contar con un servicio conformado por diez médicos que nos permiten cumplir, aún parcialmente, con los objetivos fijados en aquella oportunidad.
-¿Qué significa Guardia Pediátrica?
Significa que el Servicio de Pediatría del Sanatorio cuenta con los recursos humanos suficientes, en cuanto a calidad de sus profesionales, para poder atender la demanda que requieren las consultas de los pacientes que ingresan por guardia externa para la atención de consultas no programadas por su urgencia o gravedad. Además, se encarga diariamente del cuidado y atención de los pacientes pediátricos internados.
-¿Cuándo y dónde se brinda este servicio?
Se brinda en las instalaciones del Sanatorio, en la Avenida Bustillo Km. 1, las 24hs del día, todos los días de la semana.
-¿A quiénes está destinada la Guardia Pediátrica?
Su fundamento y sentido es brindar la atención que requieren las consultas de los niños y sus familias
ante situaciones de urgencia o emergencia. Es importante aclarar que la Guardia Pediátrica no tiene como objetivo brindar atención a aquellas enfermedades o problemas de salud que no revisten el carácter de urgente, dado que las mismas pueden ser solucionadas o atendidas en el ámbito que brindan los consultorios externos de pediatría.
-¿Qué puede decirnos de la experiencia que brinda un año de desarrollo del proyecto?
Hasta ahora, solo experiencias positivas. Un dato que nos permite dimensionar esta aseveración es que, cuando elaboramos este proyecto, calculábamos un número de consultas diarias que, a los pocos días de ponerlo en marcha, fue ampliamente superado. Hoy en día, dada la pandemia de Influenza A H1N1 pudimos brindar, con todos los inconvenientes que ello supone, asistencia a casi 100 niños por día.
-¿Se supone que con estos logros ya se alcanzó lo proyectado?
Este año de experiencia y de crecimiento sumado a la calidad de los recursos humanos nos permite creer que podemos seguir por ese camino de avance y contar con cada vez más posibilidades de brindar una atención integral para los pacientes pediátricos.
Dr. Jorge Nicolini. Médico pediatra. MP 583