Sanatorio San Carlos
 
 
   
 
Evaluación Oftalmológica

 

La maduración visual del niño se completa durante los primeros años de vida, ya que poseen la extraordinaria capacidad de “aprender a ver” a medida que crecen y se relacionan con el entorno y, al mirar, van desarrollando sus funciones visuales.

Si durante este período de aprendizaje llegara a presentarse alguna dificultad, ésta podría comprometer el normal desarrollo visual del niño. Las evaluaciones oftalmológicas programadas tienen como objetivo ir controlando como el niño va alcanzando las pautas de maduración visual correspondiente a cada edad y, en caso que se encuentre alguna alteración visual, podamos realizar un diagnóstico e inicio precoz de su tratamiento.
Los niños se caracterizan por tener gran plasticidad visual; esta es una capacidad que les permite aprender a ver y que va disminuyendo hacia los siete u ocho años de edad.
Si durante la niñez se diagnostica alguna alteración visual (catarata congénita, estrabismo, vicios de refracción, etc.), cuanto antes se instale el tratamiento oftalmológico, mejor va a ser el pronóstico visual final de ese niño.
Por esta razón, se han incorporado a los controles pediátricos habituales las evaluaciones oftalmológicas programadas.
Luego, se continúan realizando evaluaciones oftalmológicas programadas de rutina o con la frecuencia que cada niño necesite según su alteración visual.
Es muy importante realizar un primer control oftalmológico si existen familiares con algún antecedente, por ejemplo: uso de lentes (miopía, astigmatismo, hipermetropía); estrabismos (desviaciones oculares); enfermedades oculares de nacimiento-adquiridas; o si los padres notan repentinamente algo diferente en los ojos de su niño que no habían notado hasta ese momento.
Es muy importante notar que hay enfermedades y problemas del desarrollo de la visión que pueden pasar desapercibidas tanto para los padres como para el niño en esta etapa fundamental, pudiendo llegar tarde al diagnóstico.
¿Cuándo realizamos los controles?
Control oftalmológico perinatal: el objetivo es realizar una primera evaluación de control para descartar alteraciones estructurales o malformaciones congénitas.*
Entre los 6 - 12 meses de edad.
Control a los 2 1/2 - 3 años de edad.
Control a los 4 - 5 años de edad.
Control a los 6 años al ingresar a la escuela.
*este examen es generalmente realizado por el pediatra.

Situaciones que deben llevar a la consulta oftalmológica Síntomas:
Ojo rojos, cefaleas, cansancio visual, posición anormal de la cabeza, desviación de los ojos, lagrimeo.
Antecedentes personales
Prematurez, alteraciones del crecimiento y desarrollo de enfermedades congénitas.
Antecedentes familiares
Vicios de refracción (miopía, hipermetropía, astigmatismo), glaucoma, estrabismo y ambliopia (ojo perezoso).

Servicio de Oftalmología SSC
Dra. Azul Di Prospero
MP 4902 | MN 102582